Ortodoncia y ortopedia en Sindrome Down-Saludalia Dental Murcia

Ortodoncia y ortopedia dentofacial en el Síndrome Down

La atención odontológica a personas con Síndrome Down tiene ciertas características especiales que se hacen más complejas dependiendo de varios factores físicos y conductuales del paciente. Nuestros especialistas en ortodoncia en Murcia de Saludalia Dental destacan que existen numerosos métodos y procedimientos probados, pero a la hora de un tratamiento de ortodoncia, esas medidas deben ser más cuidadosas y extremas para asegurar el éxito del caso y la comodidad de la persona.

Cuando se trata de una ortodoncia, el motivo generalmente es por problemas funcionales del paciente, como inconvenientes secundarios a la maloclusión, la hipotonía o las alteraciones esqueléticas; y también por asuntos estéticos que afectan al paciente en su psicología y sociabilidad.

Generalmente todos los problemas pueden ser tratables a pesar de las características físicas del colectivo con Síndrome Down; como la lenta erupción dentaria. Son los ortodoncistas quienes son los encargados de estimar todos los factores del tratamiento, especialmente los que se encuentran fuera de la fase clínica, como es la conducta del paciente.

La personalidad y comportamiento de una persona con Síndrome Down puede variar de la alegría a la rabia en pocos minutos. Por ello, es muy recomendable analizar ese aspecto del paciente antes de iniciar cualquier procedimiento y considerar retrasarlo si el paciente demuestra un grado de madurez insuficiente y poca disposición a la colaboración.

Buena parte de las consideraciones, procedimientos y estrategias para llevar un tratamiento de ortodoncia en una persona con Síndrome Down están recogidas en un libro editado por la Unidad para Personas con Necesidades Especiales (UPE) de la Facultad de Medicina y Odontología de la Universidad de Santiago de Compostela (USC), donde en los últimos 25 años se ha prestado especial atención a la odontológica integral en este tipo de pacientes.

La publicación, avalada por la Sociedad Española de Odontoestomatología para Pacientes con Necesidades Especiales (SEOENE) y la Federación Española de Síndrome Down, es el resultado del cúmulo de experiencias que los profesionales de ese centro han obtenido en el tiempo.

Los profesionales plantean que la información valiosa para determinar si el paciente es apto para el tratamiento y el momento para iniciarlo, es la motivación familiar, el nivel de comunicación con el paciente, su grado de colaboración y su capacidad psicomotora.

Existen diversos métodos para mejorar la colaboración con el paciente:

  1. Que uno de sus padres esté en la clínica, sobre todo en las primeras sesiones. Así, el adulto podrá orientar al dentista sobre cómo se comunica su hijo.
  2. El uso de material gráfico, como fotografías, dibujos y caricaturas para explicar el tratamiento al paciente.
  3. Organizar pequeñas recompensas, como guantes o una mascarilla para que lleve a casa.
  4. Citar al paciente a primera hora de la mañana para que acuda más descansado y tolere mejor las sesiones.
  5. Las primeras citas pueden ser más de “desensibilización” que de tratamiento activo, para facilitar que el paciente se familiarice con el personal de la clínica, el instrumental y otras peculiaridades del entorno, como los ruidos o determinados olores.
  6. Conocer la percepción del paciente ante la aparatología y su tolerancia también es importante antes de iniciar el tratamiento, sobre todo si incluye brackets.

La aplicación de estas recomendaciones debería hacer que los pacientes con Síndrome de Down sean espontáneos, afables y confiados, con un nivel de cooperación suficiente para llevar a cabo el tratamiento de ortodoncia. Si finalmente no se logra este objetivo y se muestran ansiosos, obstinados y resistentes a aceptar los cambios que implica el tratamiento, el ortodoncista puede plantearse la aplicación de otras técnicas de control conductual como la premedicación con fármacos ansiolíticos, habitualmente benzodiacepinas; y en los casos extremos la anestesia general.

Problemas añadidos

Las personas con Síndrome Down suelen ser más propensos a la enfermedad periodontal que a las caries, pero son los hábitos parafuncionales los que afectan en parte a su estructura maxilar y facial. La respiración oral, la interposición lingual o la succión digital pueden ocasionar problemas de alimentación y agravar las maloclusiones dentarias secundarias a patrones aberrantes de carácter genético, anatómico y/o funcional.

En casi tres de cada cuatro niños con Síndrome de Down se observan dos o más hábitos parafuncionales siendo el bruxismo y la respiración oral los que tienen más relevancia en el ámbito odontológico, por su repercusión directa sobre los dientes y los tejidos de soporte peridentarios.

En nuestra clínica dental en Murcia contamos con un equipo de ortodoncistas encargados de atender todas las necesidades de los pacientes que llegan a nuestra clínica. Si tienes alguna duda o algún problema de salud bucodental, estaremos encantados de poder ayudarte ¡Visítanos!

Ortodoncia y ortopedia dentofacial en el Síndrome Down
Valoración

Search

+