Enjuague bucal. Tipos de colutorios

Diferencias entre los distintos tipos de colutorios bucales

Dentro de nuestra higiene bucodental no solo es necesario utilizar el cepillo o la seda dental. También existen otros elementos e instrumentos como el limpiador lingual, del que ya hablamos en una ocasión anterior, o los colutorios (enjuague bucodental).

Pues bien, en esta ocasión os hablaremos sobre los distintos tipos de colutorios bucales que podemos utilizar en nuestra rutina de higiene dental. Los colutorios se deben utilizar después del cepillado dental a modo de enjuague bucal, no siendo un sustituto del cepillo de dientes.

Los enjuagues bucales son una solución acuosa cuyo principal cometido es evitar que se forme placa bacteriana y su posterior calcificación (lo que se conoce comúnmente como sarro). Los colutorios también nos ayudan a prevenir enfermedades como la gingivitis o periodontitis.

En función del tipo de colutorio bucal (si llevan o no flúor) nos pueden ayudar a prevenir las caries. Así, existen colutorios en distintas presentaciones y con diferentes concentraciones de ingredientes activos.

Por ejemplo, para los más pequeños de la casa se recomienda un colutorio que no tenga alcohol y que además su concentración de flúor sea mínima. De hecho, para los niños y niñas de menos de 12 años los colutorios deben ser sin alcohol.

No obstante, aquellos colutorios que contienen en su composición alcohol lo hacen generalmente con bajas concentraciones. Además, siempre se indica, con la advertencia de que no debe injerirse.  Este tipo de colutorios son recomendables para casos de infecciones leves, por su poder antiséptico ideal.

Por otra parte, la mayoría de los colutorios son considerados productos cosméticos. Esto obliga a este tipo de productos cumplir con los requisitos legales establecidos por las Autoridades Sanitarias.

Tanto los dentistas como los farmacéuticos nos pueden recomendar qué tipo de colutorio es el más recomendable, siempre teniendo en cuenta la composición y si tenemos alguna afección en la boca.

Y aunque el enjuague bucal no puede ser un sustituto del cepillado dental, hay en ocasiones en que, por la dificultad del momento de cepillarnos los dientes, podemos emplear el enjuague bucal como alternativa para limpiar nuestra boca.

En nuestra clínica dental en Murcia aconsejamos y asesoramos personalmente a cada uno de nuestros pacientes sobre cómo llevar a cabo una correcta higiene bucodental. Si te gustaría recibir información de parte de nuestros especialistas, escríbenos o pide cita ¡Te asesoraremos sin ningún tipo de compromiso!

Diferencias entre los distintos tipos de colutorios bucales
Valoración

Search

+