Uso del chupete. Clinica Saludalia Dental Murcia

Controla el uso del chupete en tu bebé

Los bebés necesitan el chupete para satisfacer su actividad natural de succionar. Pero es un elemento en el desarrollo del niño que debes aprender a controlar como padre o madre, porque puede resultar dañino en la formación de los dientes.

Aunque tampoco es obligatorio, el chupete es un objeto artificial creado para sustituir el consuelo que el bebé encuentra al succionar el pecho materno. A través de la succión es como se alimenta el bebé y el chupete, cuando no está comiendo, es un placebo que lo mantiene tranquilo y alejado del estrés. Incluso, cuando hay dolor o picazón, el chupete puede funcionar como un analgésico.

Pero, sus efectos sobre el desarrollo de la dentadura obligan a tener ciertas reglas que garantirán una sonrisa hermosa en el futuro cercano. Lo primero es escoger el chupete adecuado. Debe se ortodóntico, acorde a la edad del niño y de silicona (no latex, porque este material favorece la retención de bacterias).

Una de las reglas es que sea usado solo hasta los 3 años del bebé o cuando estén a punto de salir los dientes de leche de la parte frontal de la boca, ya que puede sufrir problemas en la formación de la estructura de la boca y la disposición de los dientes.

Lo ideal es que el chupete no se retire de un día para otro, porque el niño ya se ha acostumbrado a él. Puede ser un proceso paulatino que comience entre los 12 a los 18 meses.

Así como no se debe retirar de forma abrupta, los padres deben cuidar que el chupete no se convierta en un elemento de tranquilidad insustituible ante momentos de estrés o angustia. Antes de entregarlo automáticamente para calmar el llanto, es mejor conocer las causas; hambre, incomodidad, frío o necesidad de mimos.

Además, durante el tiempo que el bebé use el chupete es aconsejable no mojarlos en líquidos azucarados (con lo que se evitan problemas de caries), mantenerlo siempre limpio, no colgarlo en la ropa del bebé y sacarlo con suavidad cuando el niño se duerma.

De cualquier manera, que el niño use el chupete será una decisión de los padres. En algunos casos antes de nacer el niño ya hay una idea clara.

Los que escogen darle el chupete a su hijo tienen otra decisión por delante: ¿Cuándo dárselo? Nunca durante los primeros 15 días de nacido y, mucho mejor, después que cumpla un mes. La idea es que primero se consolide el hábito de la lactancia materna.

Controlar el uso del chupete en tu hijo es importante. Que tu bebé no sea una versión real de Maggie, la hija menor de Marge y Homero Simpson en la famosa serie animada norteamericana.

Los dentistas infantiles de Saludalia Dental Murcia recomiendan que el chupete sea el último recurso para calmar al bebé en momentos de angustia, únicamente entregarlo cuando sea totalmente necesario. Busca ayuda y asesoría profesional para mantener la salud dental de tus hijos en buen nivel.

Controla el uso del chupete en tu bebé
Valoración

Search

+